English EN Spanish ES
TOP
h

Odesyr

Écatepec. El lugar mas peligro para ser mujer

Recuperado de: LA PRENSA

Ante el miedo de ser secuestradas el riesgo de ser mujer en Ecatepec implica no salir de sus casas después de que la noche caiga, así como avisar a sus familiares de los lugares donde se ubican

Vivir en el municipio de Ecatepec no es fácil para sus habitantes, mucho más complicado es para las mujeres que viven a diario la violencia feminicida, el mismo riesgo corren por las mañanas al salir rumbo a la escuela o durante las tardes en donde salir a la tienda o papelería representa un inminente riesgo de ser una víctima más, que se sume a las cifras en el municipio con mayor número de feminicidios en el país.

Según cifras oficiales durante el 2018 se registraron 106 feminicidios en el Estado de México, de los cuales, 14 sucedieron en Ecatepec; lo anterior los convierte en la entidad más peligrosa para las mujeres, y el municipio donde se registra más feminicidios en México además del más inseguro según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública.

Para tratar de comprender porque Ecatepec es el municipio donde más feminicidios se cometen, los especialistas en el tema plantean la hipótesis de que es un tema multifactorial. Según Nayeli Arenas, fundadora de la Mujeres Ecatepenses por los Derechos Humanos, en Ecatepec prevalece la impunidad en sus feminicidios sumado a los vicios en el poder judicial.

La impunidad viene por parte de las autoridades, para la activista ha habido impunidad de los presidentes municipales, gobernadores, e incluso de los presidentes de la República, quienes en el mejor de los casos han reaccionado tarde. Asegura que el problema de los feminicidios en Ecatepec lleva más de nueve años, en los cuales han visto desfilar muchos políticos sin que ninguno haya buscado soluciones a fondo.

A pesar de la alternancia de gobierno en el municipio mexiquense, Arenas señala que la presente administración que encabeza el edil Fernando Vilchis Contreras, “de este nuevo gobierno, al menos aquí en Ecatepec, no hemos tenido resultados”. Esta declaración la realizó durante una manifestación convocada por familiares de mujeres asesinadas, que marcharon hasta el palacio municipal, donde no pudieron ser atendidas por el edil a quien le entregarían un pliego petitorio.

“Pareciera que el enemigo (de las mujeres) son las autoridades, la policía municipal no siempre está capacitada, no cuenta con la estructura, con la economía para protegerlas”, la activista agrega que de igual forma hay varias deficiencias dentro de las Agencias de los Ministerios Públicos al desconocer las leyes y la perspectiva de género, “el sistema judicial ha sido patriarcal, el enemigo está en casa”.

El señalamiento anterior lo vivió en carne propia Rita Ramírez, familiar de Angelica y Karla, madre e hija que fueron asesinadas después de una fiesta en la colonia Jardines de Morelos, su cuerpos se localizaron con huellas de abuso sexual y ambas fueron degolladas. Durante la marcha Rita declaraba a los medios de comunicación: “Vengo a manifestarme porque sea feminicidio, no homicidio”.

La hermana de Angélica y tía de Karla señaló que las autoridades judiciales no han tipificado el asesinato sus familiares como un feminicidio, a pesar de que sus cuerpos presentaban claras huellas de violencia y fueron abusadas sexualmente, “al único implicado que le han podido atribuir relación con los asesinatos lo pretenden sentenciar por homicidio”. Uno de los reclamos más frecuentes entre los familiares de mujeres asesinadas es que las autoridades recurran a presentar los casos de mujeres asesinadas como homicidios, a fin de no elevar las cifras en estudios sobre la violencia contra las mujeres.

Ecatepec es el municipio más poblado del Estado de México, cuenta con 1 millón 656 mil habitantes de las cuales 849 mil son mujeres; esta situación no se descarta como otro factor por el que Ecatepec sea un territorio fértil para los feminicidios, precisamente la descomposición del tejido social es un detonante, así lo afirma la periodista especializada en feminicidios Lydiette Carrión.

“Se presentan varios fenómenos que aunque no son iguales en cuanto a los patrones en los casos de Ciudad Juárez, sí tienen la misma mecánica, estamos hablando de una calidad de vida pésima, una movilidad dentro del área metropolitana muy compleja con una pésima calidad de vida”, explicó la periodista durante la presentación de su libro La Fosa del Agua, en el que narra historias de jovencitas que fueron halladas sin vida en un canal de aguas negras.

Agrega que la urbanización es un detonante más para que Ecatepec se haya vuelto en una zona muy violenta, generando un espacio con sobrepoblación en donde las autoridades se han visto rebasadas, “fraccionamientos con casas muy pequeñas, con materiales ínfimos, en lugares muy lejanos sin áreas verdes, alumbrado, seguridad, educación de calidad, acceso a la cultura factores que son importantes para generar el tejido social”.

Aclara que también existe presencia del crimen organizado que actúa con gran misoginia y violencia contra las mujeres, y que han encontrado en Ecatepec un terreno fértil para cometer sus ilícitos sin que sean castigados.