English EN Spanish ES
TOP
h

Odesyr

#Feminicidio 45 en #Puebla

Julia Martínez Pérez, madre de Gabriela Sánchez Martínez, de 27 años, se presentó el domingo 16 de junio en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) para demandar que se investigue como feminicidio el asesinato de su hija cometido en mayo de este año.

 

El 5 de mayo hallaron un cadáver en un terreno que aseguró es de su hija, en la colonia Nueva San Salvador, en Puebla capital, por lo que Martínez Pérez sospechó que se trataba de Gabriela, aunque en su momento se manejó que era un hombre.

Relató que intentó ir a ver el cadáver en el Semefo, pero no la dejaron hacerlo, aunque luego le notificaron que sí se trataba de una mujer, por lo que volvió a acudir, únicamente para enterarse que un hombre había llegado antes y afirmó que no se trataba de su pareja, pues era un hombre.

La madre pudo reconocer a su hija por un tatuaje, pero aseguró que no le dieron los resultados de la necropsia, por lo que hasta el momento se desconoce la causa de la muerte de Gabriela. No obstante, los peritos le informaron que su hija tenía lesiones en el rostro y cuello.

En entrevista, dijo desde hace cuatro años su hija vivía con un hombre a quien identificó como Alberto, quien tras un año de relación comenzó a impedirle que se comunicara con su familia. Él constantemente la violentaba, puesto que no solo la golpeaba sino que también la obligaba a prostituirse.

Intentó interponer hasta tres denuncias en la FGE, aunque señaló que “no le dieron entrada” porque no pudo acreditar, con testigos, que su hija era violentada.

 

Más irregularidades

La señora denunció que en la Agencia Especializada en Homicidios, para no aumentar más las cifras de feminicidios, integró la carpeta de investigación como suicidio, ya que supuestamente fue hallada una carta postuma.

Asimismo, Julia Martínez sostuvo que cuando Gabriela fue localizada muerta, Karla Soledad Ortega Valencia, funcionaria de la agencia del Ministerio Público especializado en Homicidios, trató de presionarla para que firmara una confesión de que la víctima era drogadicta y vagabunda.

 

Las condiciones en las que encontraron el cadáver y el comportamiento sistemático del propio Alberto debería ser motivo suficiente para que la Fiscalía General del Estado deseche el caso de presunto homicidio y abra una carpeta de investigación por feminicidio, señaló la defensora, Xóchitl Lagunes.

Gabriela se encontraba en estado de gestación y además dejó huérfana a una menor de tres años de edad.


Información recuperada de Tribuna,La Jornada de Oriente, Ángulo 7 y El Popular
Fotografía de Código Rojo

Nota de actualización: Interviene CDH en caso Gabriela, familiares denuncian feminicidio

Post a Comment